Shoreditch en Londres, Williamsburg en Nueva York, Kreuzberg en Berlín, Belleville en París…todos conocemos los nombres de los barrios más punteros de las principales capitales del mundo pero ¿y los de nuestro país? Para demostrar que no hace falta viajar tan lejos para visitar lugares con carácter en los que se ofrece un ocio alternativo y en los que hay un ambiente tan acogedor como especial, aquí os presentamos una guía de los barrios más apetecibles de España.

Barrio Húmedo, León

GoEuro: Barrios Hipster - Leon

Noche en el Barrio Húmedo – Flickr: Arturo Castro

Como muchos otros en esta lista, el barrio más vivo de León es también su barrio más antiguo. Se levanta en una colina entre los ríos Bernesga y Torio, y en él tiene su origen la ciudad. El barrio es peatonal, lo que lo hace más acogedor y atractivo para los visitantes, que son muchos, dada su proximidad con la catedral y los imponentes palacios que hay por la zona.

El Barrio Húmedo es trendy, está repleto de bares y locales para salir de día y de noche, y en verano sus calles sin coches se llenan de terrazas. La vida del barrio se desarrolla mayormente en torno a la Plaza de San Martín y a la Plaza Mayor, donde se puede entrar en cualquiera de sus muchos bares, pedir una consumición y disfrutar de las tapas gratis que, por reglamento, deben servir todos los hosteleros. También hay restaurantes, como El Latino o la Casa de los Botones, donde probar la deliciosa gastronomía local. Para salir de noche, se puede ir tomando algo en cada uno de sus pubs, como La Galocha, el Circus, y el Belmondo, este último al lado de la catedral.

Zona centro y Malagueta, Málaga

GoEuro: Barrios Hipster - Malaga

La Malagueta – Flickr: Matt Biddulph

El arte es una cuestión de gran importancia en Málaga, ciudad natal de uno de los artistas más internacionales de nuestro país, Pablo Picasso. Es por esto que la zona de moda y arty de allí se ha establecido en torno a su recién inaugurado Museo Pompidou, satélite del que se encuentra en París. El área del puerto es parte de la zona más grande del centro, y la mezcla de museos y la constante afluencia de cruceros hacen que siempre esté llena de gente.

El ambiente es relajado y la brisa marina malagueña lo hace todo más agradable para los locales que se dan un paseo por el Palmeral de las Sorpresas, para luego irse a tomar algo a la mítica Bodega El Pimpi. Es imprescindible pasarse por el Museo Picasso y el Thyssen, y por la noche descubrir el Velvet, donde se puede disfrutar tanto de conciertos alternativos como de noches techno. Para empezar la noche, en El Muro tienen muchísimas cervezas y sidras de todo el mundo.

Monte Alto, A Coruña

GoEuro: Barrios Hipster - Coruna

El Paseo Marítimo – Flickr: r2hox

La ciudad gallega es una península, y Monte Alto es el barrio más elevado de ésta, y el más emblemático. En Coruña hay una canción que habla del barrio y, según ésta, empieza “después de Orillamar y antes de Forcarei”, calles que delimitan su territorio. El barrio vive un momento de auge y desarrollo, ya que muchísima gente joven se ha mudado a éste en los últimos años, y se han abierto muchos bares y locales nuevos que se mezclan bien con los de siempre. A pesar de haber crecido y haberse convertido en la zona de salir alternativa, ha sabido mantener su carácter de barrio de toda la vida, donde los vecinos se conocen y se saludan.

Monte Alto está rodeado de playas y calas, como las de Las Lapas o San Amaro, que en verano se llenan de gente, y en él se encuentran algunos de los puntos turísticos más importantes de la ciudad: la Torre de Hércules, que es Patrimonio de la Humanidad, y los museos Domus y Aquarium Finisterrae. En sus calles principales, la calle de la Torre, Orillamar, o la Avenida de Navarra se encuentran algunas de las mejores pulperías de Galicia, como O’Fiuza, bares y pubs alternativos como el emblemático Patachím, o Mentireiro, la Repichoca, el Puticlú o la Sala Mardi Gras, tiendas, librerías, bibliotecas y su potente Asociación de Vecinos, en la que organizan eventos y defienden los intereses del barrio y sus habitantes.

Las 7 Calles, Bilbao

GoEuro: Barrios Hipster - Bilbao

El Barrio de las 7 Calles – Flickr: Tomás Fano

Al margen de la Ría del Nervión se levanta el casco viejo de Bilbao, también conocido como el barrio de Las 7 Calles, nombre que se refiere a las calles que le dan origen: Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena. Su nombre en euskera es Zazpi Kaleak, y constituye el núcleo histórico de la ciudad. Sus calles de piedras estrechas esconden multitud de tabernas y bares tradicionales y modernos donde disfrutar de los famosos pintxos y txikitos; además de monumentos como la catedral gótica de Santiago. El Okapi es una tasca antigua pero muy moderna, donde ofrecen cursos de cocina, cervezas artesanales, y la opción de llevarte el plato del día ¡en un tupperware! Al otro lado de la ría, el Marzana 16 tiene una vista impresionante y ambientazo continuo.

De tradición minera, el barrio cuenta hoy en día con un ambiente cosmopolita y muchísimas opciones de ocio y comercio, pues en él se encuentran las tiendas más antiguas de la ciudad donde encontrar tesoros vintage, además del mercadillo que se celebra todos los domingos en la Plaza Nueva y que no tiene nada que envidiar a los más famosos de Europa.

Malasaña, Madrid

GoEuro: Barrios Hipster - Madrid

Rincón mítico de Malasaña – Flickr: Felipe Gabaldón

El llamado barrio de Malasaña forma parte en realidad del distrito de Universidad, del centro de Madrid. Se empezó a conocer a esta zona como Malasaña a finales del siglo pasado, en homenaje a una joven asesinada por las tropas napoleónicas durante las invasiones del siglo XIX. Al encontrarse entre Chueca, barrio gay, y Argüelles, zona universitaria, Malasaña siempre ha sido un punto de referencia para la vida social y nocturna de Madrid, y fue de hecho el epicentro de la Movida Madrileña durante los años 70 y 80. De esta época todavía quedan locales emblemáticos a los que se puede ir de copas hoy, como la Vía Láctea, el Siroco o el Penta.

En la actualidad, Malasaña es un barrio céntrico de ciudad grande pero acogedor, donde gente de todas las edades y estilos se junta por las noches de los fines de semana para disfrutar de su ambiente hipster. Algunos de los lugares más frecuentados son el mítico Tupperware, la Vaca AusteraEl Barco o The Passenger, cuyo interior imita al de un tren. Durante el día se puede visitar la calle Velarde con sus tiendas de vintage y segunda mano, como Biba Vintage o Alphaville. En Malasaña también se pueden encontrar restaurantes con comida de todo el mundo, como el Gumbo, con especialidades de Nueva Orleans, y eventos culturales cada noche, como el Microteatro por Dinero, donde se ofrecen mini obras de teatro de 15 minutos por 4€. La zona está cerca de Sol, donde comenzó el 15M, y en ella se encuentra el Patio Maravillas, un centro social autogestionado que fue epicentro del movimiento y continúa los valores de éste.

Gràcia, Barcelona

GoEuro: Barrios Hipster - Barcelona

Terrazas en Gràcia – Flickr: Oh-Barcelona.com

Gràcia recoge el espíritu de la auténtica Barcelona, y es uno de los lugares donde tiene su origen la rumba catalana. Se trata del distrito más pequeño de la ciudad, pero el más densamente poblado, ya que todo el mundo quiere participar del buen ambiente del barrio y sus eventos, que culminan cada agosto en las Fiestas Mayores. Gràcia se beneficia de una gran riqueza de asociaciones que han ido surgiendo en los últimos años, y que hacen del barrio un lugar plural, cosmopolita y divertido, que mantiene su carácter independiente a pesar de llevar formando parte de Barcelona más de 100 años.

Como punto de interés turístico, es fundamental, ya que en él se encuentra el Parc Güell, y la gran mayoría de las terrazas de verano tan características de Barcelona. En Gràcia también se pueden encontrar muchísimos bares de tapas como el Samsara, restaurantes de todas partes del mundo, como el asiático Momos y bares de copas alternativos y discotecas donde terminar la noche, como el Bar Velcro.

Russafa, Valencia

GoEuro: Barrios Hipster - Valencia

Russafa – Flickr: Daurmith

El barrio hipster por excelencia de Valencia pertenece al distrito del Ensanche, y tiene su origen en el siglo IX, cuando funcionaba como finca de recreo para Abd Allah al-Balansi, un príncipe omeya andalusí. Hoy en día es una zona multicultural, emergente y con mucha actividad, y en ella siempre se celebra algún evento en el que conocer a sus interesantes habitantes. En Russafa se debe visitar su Mercado Municipal y la Biblioteca Al-Russafi, ambos emblemas del barrio y de Valencia.

Para empaparse del arte de la zona, es recomendable visitar el Espai Tactel, una encantadora galería. En Russafa hay muchos bares de copas para salir de fiesta, y una gran oferta gastronómica muy variada, pero sin duda destaca el Slaughterhouse, una antigua carnicería convertida en cafetería que aún conserva los típicos azulejos blancos cuadrados, y multitud de libros para ojear mientras se toma una caña.

Río de la Pila, Santander

GoEuro: Barrios Hipster - Santander

El Funicular de Río de la Pila – Flickr: Andrew Nash

El barrio del Río de la Pila, en Santander, estaba a punto de caer en decadencia cuando se decidió empezar a renovar y mejorar. Se restauraron edificios, se emprendieron acciones culturales y se abrieron muchos bares, tiendas y negocios, todo lo cual ha dado una nueva vida a la zona. Sin embargo, ésta no ha perdido ni un ápice de su carácter y personalidad, que han hecho que sea comparado con el Raval barcelonés.

Río de la Pila es el lugar preferido para ir de copas por los santanderinos de cualquier clase social, especialmente por la zona de la plaza Cañadío. Algunos de sus bares son emblemáticos de la ciudad, como el Drink, que lleva abierto desde hace 50 años; mientras que otros son más recientes, como el Metropole o el Rvbicón. Para los que quieran además disfrutar de la mejor vista de la ciudad cántabra, hay un funicular gratuito que lleva hasta el punto más alto para maravillarse con la ciudad y su bahía.

Laurel, Logroño

GoEuro: Barrios Hipster - Logroño

De vinos por el Laurel – Flickr: Mover el Bigote

La famosa calle Laurel y sus aledaños, como la calle Albornoz, San Agustín, Travesía del Laurel o San Juan son auténticos hervideros sociales donde se pueden encontrar una inmensa cantidad de bares de tapas y copas. Esta zona siempre está llena de gente dispuesta a pasarlo bien, y en concreto la calle Laurel es una de las mejores calles de tapas de todo el país. Se encuentra en el casco antiguo, también conocido como el Paseo del Espolón, y es paralela a Bretón de los Herreros, donde se levantaban las antiguas murallas de la ciudad de Logroño.

En unos 200 metros de calle hay más de 65 bares, así que es fácil imaginar el ambientazo. En Laurel se encuentra una mezcolanza de gente muy divertida: señoras, jóvenes, pijos, chonis, personajes míticos de la ciudad y visitantes de fuera, atraídos por la variedad de opciones de ocio en la capital del vino. Cada uno de los bares está especializado en un pincho o tapa en concreto, como el de champiñón con gamba de el Ángel y el Bar Soriano; y en todos ofrecen cortos de cerveza o vino para poder tomar algo y ser capaz de mantener el tipo hasta el final. Sin duda, la tapa estrella es el “cojonudo”: rodaja de pan, rodaja de chorizo, rodaja de pimiento y encima de todo, un huevo de codorniz frito. ¡Todo un lujo ibérico!

Casco Viejo, Toledo

GoEuro: Barrios Hipster - Toledo

El skyline toledano – Flickr: Antonio Soler

El Casco Viejo de Toledo se compone de un conjunto de edificios monumentales que evocan su pasado de ciudad multicultural, además de bares, discotecas, museos y tascas que dan fe de su estatus de ciudad moderna y hipster, con mucho que ofrecer. El Greco es el artista que más ha influenciado a Toledo, y de hecho su Museo es uno de los puntos de reunión de la modernez toledana, ya que en su patio se celebran conciertos en ocasiones señaladas.

La catedral de Toledo es también uno de sus museos más imponentes, pues en ella se pueden ver pinturas del Greco, Rafael, Tiziano o Goya. Otro museo clave es el de Santa Cruz. Aparte de esta gran oferta de cultura e historia, en el Casco Viejo se puede salir de fiesta en cualquier momento del año. Bares como el Agapo, Ludeña, o el Mercado de San Agustín (la versión local del Mercado de San Miguel en Madrid) son parte importante de las noches de marcha para los toledanos. En verano hay conciertos en el Margot, y actuaciones de flamenco en el Quitapenas. Para terminar la velada, nada como la Sala Pícaro, y para tomarse algo antes de entrar o al salir, enfrente está La Pepa.