Hoy entrevistamos a Alejandra, una bloguera argentina afincada desde hace años en Madrid y que comenzó su andadura en el mundo de los viajes desde la infancia.

En tu blog comentas que la afición de viajar te viene desde que eras pequeña y recorriste Argentina de norte a sur con tu familia, ¿qué recuerdos guardas de aquella época?

Los mejores recuerdos que puede tener un niño al ver el mar por primera vez, esa frescura en tu mirada, mirar al infinito queriendo ver otra costa a la que tus ojos no llegan, los primeros chapuzones al agua de la mano de tus padres, vivir en la arena desde la mañana a la tarde… Increíble, pero hoy el turismo de playa no me atrae.

¿Cuál fue el primer país que visitaste que no fuera Argentina? ¿Cómo fue el contraste con tu país?

Bueno aquí hago una salvedad, pues en mis viajes por Argentina he cruzado las fronteras de los países limítrofes, pero no los sentí extraños, puedo decir que mi primer salto grande fue llegar a Madrid y el contraste de encontrarme un país ordenado, sin caos en las calles, con los horarios de transporte que funcionan, y los cajeros de los bancos en las calles como si nada.

¿Qué es lo que más te atrajo de Europa, y en concreto de España para decidir quedarte aquí a vivir?

Decidí venir a vivir a España por cuestiones familiares. Creo que los inmigrantes no elegimos donde ir, las circunstancias externas (familia, trabajo, salud, política) son las que deciden por nosotros. Igualmente, si no me sintiera a gusto no viviría aquí. Estoy muy contenta de mi cambio de residencia, a veces pienso: ¿por qué no me vine a vivir aquí antes? Pero no puedo modificar el pasado.

1278093_10202152445436360_997757121_o

Llevas muchos años viajando, incluso antes de la llegada de las nuevas tecnologías, ¿cómo preparabas tus viajes antes sin internet? ¿Y ahora? ¿Qué ventajas e inconvenientes ves en cada manera?

Cuando vivía en Argentina, preparé dos grandes viajes con mochila a Europa. En esa época no había internet, uno se dejaba aconsejar por el boca a boca, por ejemplo otro viajero te aconsejaba y te orientaba por donde moverte, compraba guías generales y escribía cartas (de papel y boli!) preguntando a familia y amigos que vivían por Europa. Si en la época que vine por primera vez hubiese tenido internet, habría conocido mucho más. Para mí, internet es el mejor descubrimiento que tenemos: viajas sin moverte de casa, puedes reservar hotel con anticipación, los vuelos los pagas más baratos sin agencias ni intermediarios, no te pierdes por sus calles pues puedes imprimir mapas, etc. A mí me gustó ser testigo de las dos épocas. No puedo decidirme por cuál es mejor o peor, la frescura y el equivocarte cuando no existía esta tecnología también tuvo su gracia.

¿Cuál es tu medio de transporte favorito para recorrer un país o un continente?

Puedo decir que todos. He viajado grandes distancias obviamente en avión, pero también estuve en un bus más de 24 horas, en tren, ferries, metro, tranvías, vaporetos, etc. Generalmente, me gusta el transporte público, muy rara vez, por no decir casi nunca, he cogido taxis. En Latinoamérica se usa el autobús como medio principal entre ciudades y países, en Europa el tren. En España suelo viajar con bus, ya que los considero seguros, cumplen sus horarios y no tengo que preocuparme por nada.

1276798_10201915749079099_365457814_o

Comentas en tu blog que te gusta tanto viajar sola como acompañada. ¿Cuáles son las partes positivas y negativas de ambas formas?

Cuando viajas sola no puedes quizás compartir lindos momentos con alguien, pero dispones de más tiempo y a tu aire y haces lo que te da la gana. Cuando viajas en compañía, ya tienes que consensuar salidas y gustos, quizás a ti te gusten los museos y a la otra persona no, o levantarse temprano o tarde. Últimamente mis viajes los hago o con algún sobrino o con mi madre, y me gusta la idea, lo pasamos muy bien. Recientemente, viajé en un grupo grande y el resultado fue un desastre, cada uno esperando a que se levanten los demás en cualquier horario, ponerse de acuerdo con las comidas, etc. Perdí mucho tiempo en debates de cómo hacer esto y aquello, en lugar de disfrutar del viaje.

¿Para ti, cuál es la mejor época del año para viajar?

Si tengo que elegir digo primavera, pero la realidad me dice que CUALQUIER época es buena, sin excusas. Un año me toco enero de vacaciones y me fui a Suecia (ríe).

Has visto países de todo el mundo, ¿dónde viviste la mejor experiencia? ¿Y la peor?

Conozco 22 países, me falta mucho mundo por conocer, pero nunca pasé un mal momento. Sólo en París, casi un atraco en el metro que no llegó a mayores.

1553354_10203186737616095_1708053256_o

¿Qué países tienes pendientes de visitar?

Innumerables (ríe). Pero bueno, mi deseo es ir a Sri Lanka

¿Hay algún país que no te atraiga demasiado?

Los países con conflictos político sociales. Me gusta caminar tranquila sin pensar que me pueda pasar algo, como un atentado o atracos.

¿Dónde te veremos próximamente?

En marzo voy a la Provenza, en Francia, y en septiembre aún tengo el destino a confirmar, posiblemente el sudeste asiático, pero todavía no lo puedo concretar por unos asuntos personales.

Si quieres saber más de los viajes de Alejandra por el mundo, síguela en su blog Viajar cueste lo que cueste

Irene Hernandez

Soy madrileña y actualmente estoy viviendo en Berlín. No podría imaginarme la vida sin viajar y siempre que puedo me escapo a cualquier parte para seguir descubriendo mundo.