Ocupando el noroeste de la Península se encuentra Castilla y León, la comunidad autónoma más extensa del país. No sólo eso, sino que también es la que alberga más bienes culturales Patrimonio de la Humanidad en todo el mundo. A pocos días del inicio de la Semana Santa, que en ocho de sus ciudades ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, os proponemos un recorrido por las bellezas y virtudes de Castilla y León con varias propuestas para disfrutar de la Semana Santa castellanoleonesa.

Procesiones

A diferencia de las procesiones de otras partes de España, las procesiones castellano-leonesas destacan por su sobriedad y recogimiento. Entre las muchas que se celebran en la comunidad, nos quedamos con tres.

Valladolid

Valladolid

Las tallas de Valladolid, del siglo XVI y XVII, son una de las más relevantes del mundo en escultura policromada. Obra de los imagineros Gregorio Fernández y Juan de Juni, unen como ninguna otra el arte y la religión. Las cofradías y hermandades de Valladolid han sido reconocidas, además, como las que más fielmente representan la Pasión por lo que la ciudad es uno de los destinos favoritos para vivir la Semana Santa.

Zamora

Zamora - Easter

Iniciada a finales del siglo XII, Zamora es famosa por tener uno de los museos dedicados a la Semana Santa más importantes de España. Son también características sus procesiones completamente silenciosas en las que está prohibido hablar y lo único que se oye son las pisadas de los devotos. Durante su transcurso por el casco antiguo zamorano, se apagan todas las luces de la ciudad y la procesión está solo iluminada por las antorchas que llevan los nazarenos. Un sobrecogedor y a la vez impactante espectáculo que merece la pena ver.

León

Cathedral Leon Spain

Con la impresionante catedral gótica de Santa María de telón de fondo, la Semana Santa de León destaca por aunar las celebraciones de cariz religioso con las de tradición popular. Por un lado, destaca la Ronda, formada por cuatro papones (nombre que reciben los cofrades leoneses), que recorre las principales instituciones de la ciudad durante la noche dando aviso del inicio de la Procesión de los Pasos, la que recrea el calvario. Un acto único y muy característico de la fiesta en esta ciudad. Por otro lado, el Entierro de Genarín, con casi 100 años de existencia, reúne a miles de leoneses la noche de Jueves Santo que recorren las calles del casco antiguo de León bebiendo orujo y brindando por Genarín, un leonés fallecido a principios del siglo pasado.

Comida

Los alimentos de caza y los asados y guisos caracterizan la gastronomía castellano-leonesa, junto con una gran variedad de vinos con Denominación de Origen. A pesar de su extensión, la cocina de Castilla y León se mantiene similar a lo largo de todo el territorio, aunque cada comunidad aporta su propia personalidad a los platos.

Ávila

Chuletón de Ávila

Chuletón de Ávila – Fotos de Fatigas del Querer

El chuletón de Ávila es uno de sus productos estrella, y a pesar de la teórica prohibición de comer carne durante la Cuaresma si se pasa por Ávila durante estas fiestas es obligatorio probarlo. De hecho, la carne de Ávila tiene indicación geográfica protegida. De postre, lo ideal es probar las yemas de Santa Teresa, dulce típico avilés. Por los alrededores del Ayuntamiento y la Catedral de Ávila, en el casco antiguo, es donde se concentran la mayoría de restaurantes donde degustar las especialidades abulenses.

Soria

Torrijas de Soria

Torrijas de Soria

Si los embutidos son uno de los reclamos de la cocina castellano-leonesa, Soria se lleva la palma. Es muy reconocido el chorizo soriano, que mezcla carne porcina con vacuna, o la morcilla dulce, con pasas y azúcar, sin olvidar las torrijas, el postre principal de Semana Santa. Y la mejor manera de remojar estos manjares es con un vino tinto con Denominación de Origen de Ribera del Duero, sobre todo de la bodega de Valdeviñas. Desde Soria os recomendamos hacer una escapada gastronómica a El Burgo de Osma para saborear alguno de sus muchos dulces como los Harinados y a la vez admirar su espectacular catedral gótica.

Palencia

NEW GoEuro_CastillaLeon_SemanaSanta_PatatasImportancia

Patatas a la importancia – Wikipedia

Aunque no es un plato típico palentino, si se pasa por la ciudad hay que probar la tortilla de patatas de Ciri, la cocinera del asador La Encina, reconocida como la mejor del país por cocineros de prestigio como Ferran Adrià, Arzak o Berasategui. Para descubrir su gastronomía propia hay que acercarse a la Plaza Mayor, la zona de tapeo de Palencia. Entre los platos no pueden faltar las patatas a la importancia o el queso del Cerrato.

Monumentos

Como comentábamos más arriba, Castilla y León destaca por tener la más alta concentración de bienes Patrimonio de la Humanidad del mundo. Y son tres ciudades en las que mejor se puede vivir su monumentalidad durante la Semana Santa.

Salamanca

NEW GoEuro_CastillaLeon_SemanaSanta_Salamanca

La ciudad universitaria por excelencia, con la universidad en activo más antigua de España, alberga también uno de los patrimonios arquitectónicos más importantes del país. En su barrio viejo es donde encontramos la mayoría de los puntos de interés de Salamanca. La Casa de las Conchas, la Plaza Mayor, la Catedral Nueva, la Vieja y la propia Universidad son de visita obligada. Un hecho muy curioso es que durante la reforma de la Catedral Nueva se incluyó un elemento moderno, un astronauta, que ha acabado siendo una de las cosas más buscadas y fotografiadas de Salamanca.

Segovia

Segovia, Spain town view at Plaza del Azoguejo

Acueducto de Segovia

Declarada Ciudad Patrimonio por la Unesco, perderse por las calles de Segovia es un placer para los sentidos. El acueducto se ha convertido en el emblema de la ciudad. Construido entre los siglos I y II, es la obra de ingeniería civil romana más grande del país, además de conservarse en un perfecto estado. No hay que olvidar el Alcázar, la Catedral y la Taberna Rubi, la más antigua de la ciudad, donde tomar unos vinos y tapas típicas de la provincia.

Burgos

burgos

Catedral de Burgos – Flickr: Jim McIntosh

La Catedral de Burgos, de arquitectura gótica y declarada Patrimonio de la Humanidad, es el elemento más reconocible de la ciudad castellano-leonesa, junto con el queso y la morcilla. Si se viene por Semana Santa, el viajero se quedará prendado de la arquitectura de sus edificios religiosos que se encuentran por doquier en su casco antiguo. Los Viacrucis de lunes y miércoles de Semana Santa tienen lugar por los alrededores del Castillo de Burgos, un paraje emblemático y único para la celebración de esta procesión.

Si por el contrario lo que se busca es huir de todas estas tradiciones, te proponemos estos 5 destinos para huir de la Semana Santa

Ciara Serrano

Soy de Barcelona, aunque actualmente vivo en Berlín y soy parte de GoEuro. Me encanta viajar, aunque si el dinero no lo permite, lo hago a través de los libros. ¿Próximo destino? Croacia o algún otro país del Mediterráneo.