Capital de Irlanda y lugar imprescindible para los amantes de la cultura pub y la cerveza Guinness. Dublín es uno de los destinos ideales para hacer una escapada de fin de semana por varios motivos: sus dimensiones no son excesivas y sus puntos claves son fácilmente accesibles a pie, no es demasiado cara y si además cuentas con algún día extra, en poco tiempo puedes descubrir los verdes paisajes de Irlanda.

Si hace poco te contábamos que 11 lugares tenías que visitar de Irlanda (si no te acuerdas tan solo haz clic en el enlace), hoy te sugerimos que ver en Dublín en un fin de semana.

Día 1: la Southside de Dublín

Empieza el día impregnándote de la historia de la ciudad con una visita guiada y así poder conocer mejor el origen de la misma visitando los rincones más especiales.

Trinity College is just a two minute walk from The Temple Bar Inn, a must see for any trip to Dublin! #TempleBarInn #Dublin #TrinityCollege

Una foto publicada por Temple Bar Inn (@thetemplebarinn) el

Para saciar el hambre, dirígete hasta la South William’s Street donde podrás pedir una sabrosa tostada de delicioso queso y acompañarlo con una pinta de cerveza irlandesa en un pub como el “Grogan Pub”, uno de los más populares entre la farándula dublinesa y los apasionados de los sándwiches.

Needed this

Una foto publicada por Kelly (@as.the.crow.flies) el

Una vez que hayas llenado tu estómago con buena bebida y comida, da una vuelta alrededor del Centro Comercial St. George’s Street Arcade a la búsqueda y captura de las mejores gangas de la zona. El edificio destaca por su construcción en ladrillo rojo y su interior está lleno de puestos de ropa vintage, tiendas de libros y pequeñas galerías de arte por lo que, sinceramente, no creo que salgas con las manos vacías de aquí…

Opened 12t ill 6 guys #georgesstarcade

Una foto publicada por Georges Street Arcade (@georgesstreetarcade) el

Acércate hasta el frondoso parque público St. Stephen’s Green para poder a llegar a comprender porque se le apoda como las “40 shades of green” (juego de palabras con el libro de las 50 sombras de Grey).

Cruza la calle para visitar “The Little Museum of Dublin” (el pequeño museo de Dublín), el cual ofrece a sus visitantes una visión alternativa sobre el pasado de Dublín con cada objeto donado por un dublinés. Hay visitas guiadas todos los días a cada hora donde podrás pasar unas horas de entretenimiento conociendo más detalles sobre la historia de la ciudad.

επαναστάτες, πότες, ποιητές. ανθρωποί μας.

Una foto publicada por @elendil_80 el

Después de un intenso día visitando los rincones de la ciudad es momento de parar a reposar y comer en condiciones. Si quiere comer y ver una escena auténticamente irlandesa, dirígete a The Old Storehouse, la cual se encuentra muy cerca del distrito más cultural de Dublín, el Temple Bar.

Dublin City 🇮🇪

Una foto publicada por Vera (@bellaveera) el

Temple Bar destaca por su atractiva vida nocturna, así que si lo que buscas es un poco de fiesta y diversión, tienes que venir a echar un ojo alrededor de esta zona. Vete hacia la Camden Street y disfruta de alguno de los numerosos bares que hay.

Día 2: La zona norte

Empieza tu segundo día con un buen y completo desayuno en el Brother Hubbard Café. Pide el menú completo y uno de sus cafés para coger todas las energías necesarias y salir a patear y descubrir la cara norte de Dublín.

A friday off…♡ Baked beans for breakfast…#brotherhubbard #beans #Dublin #Ireland

Una foto publicada por Chloe Wilkinson (@chlobowilko) el

Para introducirte en la interesante mitología irlandesa no dudes en visitar el National Leprechaun Museum, donde escritores cuentan las historias sobre la mascota más conocida de Irlanda de una forma entretenida.

Goodbye Dublin lad, I’ll see you again soon 🍀 #dublin #leprechaunmuseum

Una foto publicada por 🌸🍋🎀 (@_mollydoherty) el

Pasea hacia la Hugh Lane Gallery para recibir una explosión de colores a través de las pinturas de Turner, Renoir o Francis Bacon. Como todos los museos de Dublín, la entrada es gratuita y están abiertos seis días a la semana. Suena bien el plan, ¿o no?

Francis Bacon was born in Dublin and after his death his entire London studio was returned to his homeland by his heir. See it in all its chaotic glory exactly as the artist left it (Krug boxes strewn on the floor beside newspaper cuttings and a book on Velázquez) at The Hugh Lane Gallery. For more artful inspiration stay at The Merrion, Dublin’s suitably stately grande dame spread over four 18th-century townhouses. Art is the focus here; the hotel has the largest private collection in Ireland, including pieces by Jack B Yeats and John Lavery. Winter nights in the No.23 bar, gathered around the fire for whiskey chats, are suitably Bacon-esque. Photo by Lydia Evans | #Dublin #art #FrancisBacon #TheMerrion #HughLaneGallery #citybreak #SomewhereForTheWeekend

Una foto publicada por Condé Nast Traveller (@condenasttraveller) el

Un lugar recomendado para ir a comer es el Barrio Italiano, en donde puedes encontrar apetecibles locales como la Enoteca Delle Langhe, en donde puedes degustar por un precio asequible sabrosos platos italianos que abarcan desde la bruschetta hasta pasta arrabiata.

#enotecadellelanghe #nebbiolo #nduja #soppressata #calabresiadublino #foodporn #buonappetito

Una foto publicada por Italian American Web (@sandro.gulla) el

Coge el tranvía de Dublín (conocido coloquialmente como el Luas) y dirígete a la Smithfield Square. Todos los amantes del whisky tienen que ir a la Jameson Whiskey Distillery, donde podrán encontrar las más exquisitas variedades de este licor, hacer un tour para conocer más sobre ello y degustarlo al final.

¿Te apetecería escuchar un poco de música tradicional? Pues en la Smithfield Square es famoso entre los locales el Cobblestones Pub, el cual ofrece música en vivo tradicional cada noche. El concierto puede acompañarse de cerveza Guinness. Una oportunidad perfecta para conocer a los auténticos dublineses.

#cobblestone #ireland #dubliner #dublin #irishpub #irishmusic

Una foto publicada por Giorgio Trasarti (@giorgiotrasarti) el

Día 3: Los alrededores

Termina tu viaje visitando las afueras de la ciudad. Toma un tren regional que te lleve hasta Greystones/Bray desde la Connolly Station para visitar la tranquilidad y frescura de la ciudad de Killiney. Durante el trayecto no pierdas vista de posiblemente uno de los mejores paisajes que Irlanda te puede ofrecer.

Getting lost in kiliney earlier today 😅 #killineyhill #traintrack #ireland #dublin #summervibes #weather #sea #love @lovindublin

Una foto publicada por Stephen Lanigan (@dropdead_famous) el

A medida que te alejes de las bahía de Dublín te irás acercando a la extensa costa de la cual se habla en el Ulysses de James Joyce y no sentirás que el tiempo pasa a medida que llegas a la estación de Killiney. Antes de empezar a ascender a la colina de Killiney, haz un alto para tomar una taza de café en el Druid’s Chair. Después, continúa el camino hacia el obelisco que se encuentra en la cima de la montaña sin perderte siguiendo las señales.

😎killiney / Flawless landscape!

Una foto publicada por Luiz Fernando Rodriguez (@luizf3rnandorodrigu3z) el

back a full day and already on the DART again – but i really missed this view #☁️ #IGERSDublin

Una foto publicada por órlaith n/a 🔥 (@orlaithnaaa) el

Durante la subida a lo más alto podrá llamarte la atención una amplia pared grafiteada por admiradores de la banda irlandesa liderada por Bono, U2, ya que es aquí donde se encuentra una de sus residencias. Toda una agradable sorpresa para los irlandeses que crecieron escuchando temas como “The Joshua Tree” en la radio del coche durante sus vacaciones hacia la costa.

a vist to Bono’s House #bonoshouse #u2 #dublin

Una foto publicada por Anna Wrona (@ann.crow) el

Al llegar a la cima tendrás un sentimiento de orgullo que será recompensado con una buena bocanada de aire fresco y vistas a Dublín en el norte, los Montes Wicklow en el sur, las tierras bajas en el oeste y, si el día está despejado, las montañas de Gales al este.

Para el descenso, dirígete a la ciudad de Dalkey y así comer en el De Ville’s Restaurant, donde podrás escoger desde un plato de salmón fresco hasta sabrosa carne irlandesa por buen precio.

Brunch time! ⏰☕️🍳We do a mean brunch 12-4 Sat & Sun #brunch #eggsflorentine #dalkey #devillesdalkey #dublinfood

Una foto publicada por DeVilles Dalkey (@devilles_dalkey) el

Cambia ahora a The Magpie Inn, un bar apasionado de las pequeñas producciones de cervezas como la Wicklow Wolf Brewery Co., O’Brother Co y Maclvor’s Cider Co, solo por mencionar algunas de ellas. Prueba algunas de las 60 cervezas de barril (muchas de ellas exclusivas) y otras tantas en botellín. ¡Todo un paraíso para quienes amen la cerveza!

Pints in the Magpie! #dalkey #dublin

Una foto publicada por @arounddalkey el

Laura Montero

Soy una salmantina enamorada de Berlín donde vivo desde hace varios años ya. Me encanta perderme en los rincones de los lugares que visito, en las páginas de los libros que leo o en las imágenes de las películas que veo.