Ya Miguel de Cervantes lo decía: “Salamanca, que hechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivencia han gustado”. Salamanca es una ciudad en la que siempre es agradable pasear por sus calles y dejarse envolver por su ambiente, su gente, su gastronomía y su belleza. No dudes en preparar la maleta de mano y pasar un fin de semana en esta ciudad castellano-leonesa para disfrutar del entorno en todas sus posibilidades. A continuación dejo 10 lugares imprescindibles en Salamanca que no pueden faltar durante tu visita y un local en cada uno de ellos que sugiero donde poder hacer un descanso y reponer fuerzas. ¡Que lo disfrutes!

Plaza Mayor

Por supuesto, es inevitable no empezar esta lista con la Plaza Mayor de Salamanca. Sin duda, es uno de los emblemas de Salamanca y posiblemente el lugar más transitado por ser punto de encuentro entre los salmantinos. Fue diseñada por Alberto Churriguera en el siglo XVIII y está considerada como una de las plazas más bonitas del mundo. Posiblemente te dará la sensación de que la plaza es cuadrada pero en realidad se trata de un cuadrilátero irregular. No dudes en pasear y recorrer los 88 pórticos que forman parte de ella y prestar atención a sus medallones decorados con personajes ilustres relativos a la historia de España y de la ciudad.

Toma un café en…

Café Novelty. Cuenta con más de cien años de vida y ha sido lugar de reunión de literatos y ensayistas como Miguel de Unamuno, Ortega y Gasset o Torrente Ballester, del cual hay una estatua en homenaje en su interior. Disfruta de una taza de café y siéntete como en la Salamanca de principios del siglo XX

#plazamayorsalamanca #plazamayor #salamanca #castillayleon

Una foto publicada por cesc (@cescvilamoya) el

Plaza de Anaya

La Plaza Anaya es lugar de concentración de estudiantes, de paseo, de disfrute. La Facultad de Traducción en uno de los lados de la plaza o la Facultad de Filología en el Palacio de Anaya la llenan de ambiente estudiantil a diario. En esta plaza puedes encontrar varios monumentos interesantes destacando el ya citado Palacio de Anaya del siglo XVIII, la iglesia de San Sebastián del mismo siglo y el impresionante complejo catedralicio con las catedrales Nueva y Vieja. La Catedral Vieja es románica, construida entre los siglos XII y XIII y sobrevivió a la construcción de la Catedral Nueva realizada en el siglo XVI, viéndose tan solo afectado el brazo norte del crucero y parte de de la nave septentrional. La Catedral Nueva es una mezcla de estilos que junto con la de Segovia es de las últimas construidas en España en estilo gótico tardío, renacentista y barroco. Acércate a la Catedral Nueva y mira en detalle las portadas. ¿Viste el astronauta? ¿El dragón comiendo el cono de helado? No te sorprendas; nuestros antepasados no fueron los artífices de tan curiosos detalles. La figura anacrónica del astronauta se creó como motivo de la restauración de esta fachada al ser Salamanca ciudad de acogida de las Edades del Hombre en 1992. La misma razón hubo para añadir el dragón comiendo el cono de helado.  Entrar en la Catedral Nueva es gratuito, sin embargo, la Catedral Vieja tiene un pequeño coste pero ¡merece la pena!

Pincho y caña en…

Las caballerizas. Se trata de la cafetería de la Facultad de Filología. Su acceso no es muy fácil para quienes no conozcan muy bien la ciudad, pero merece la pena investigar por el lugar hasta encontrarla ya que además es un sitio curioso por la historia: se dice que fue desde un lugar para guardar las caballerizas hasta un refugio antibombas en la Guerra Civil. Su selección de tapas a buen precio harán que se te abra el apetito en seguida.

Casa de las Conchas

Denominada así por su peculiar decoración de la fachada de conchas que reúne más de 300. La leyenda cuenta que la familia de la propietaria del palacio escondió debajo de una de ellas un tesoro en onzas de oro. Este palacio que mezcla elementos góticos, renacentistas e incluso mudéjares alberga una de las bibliotecas públicas más populares de la ciudad. Entra y observa el patio de arcos mixtilíneo, el pozo que proporcionaba agua potable o el mármol de Carrara que decora sus columnas. La Casa de las Conchas también es punto cultural en Salamanca por ser uno de los lugares donde se realizan eventos de este tipo, así que no te extrañe si durante tu visita encuentras en el patio un recital poético o una performance.

Una partida de ajedrez en…

Café Alcaraván. Es uno de los cafés más auténticos de la ciudad. Frecuentado por estudiantes y gente de todas las edades, podrás tomar un café largo mientras juegas una partida de juego de mesa y escuchas jazz. También podrás ver obras de artistas locales colgados en sus paredes.

Fachada de la Universidad

Sería un tremendo error irse de Salamanca sin ver la fachada plateresca de la universidad más antigua de España y de las primeras de Europa. Si eres aún estudiante y logras descubrir dónde está la rana (te aviso que no será tarea fácil), cuenta la leyenda que tendrás suerte y aprobarás tus exámenes. La famosa rana, que en realidad es un sapo, simboliza la lujuria y recordaba a los estudiantes del siglo XV que debían de estudiar y no caer en dicha distracción. La fachada se encuentra en el llamado Patio de Escuelas donde en el centro puedes ver la estatua dedicada a Fray Luis de León. En esta plaza están también los edificios históricos de la Universidad de Salamanca construidos en el siglo XV: Escuelas Mayores, Escuelas Menores y Hospital del Estudio. Fíjate también en las fachadas de la Escuelas Mayores para ver los “Vítor”, con los que los estudiantes celebraban su doctorado cum laude.

Un panini universitario en…

Taberna del Ángel. A pocos pasos de la fachada de la universidad, en la calle de la Latina, se encuentra esta pequeña taberna muy popular entre los universitarios de la ciudad. Durante las mañanas e incluso las noches, sobre todo en la época de exámenes, está tan frecuentado que puede resultar complicado encontrar un sitio donde poder sentarse. Paninis, tortilla de patata o patatas bravas son sus pinchos más solicitados.

Huerto de Calixto y Melibea

Los jardínes del huerto de Calixto y Melibea son un lugar perfecto para desconectar del ruido de la ciudad. Envuelto de un ambiente romántico, el huerto respira con sus árboles frutales, parras y moreras. En este lugar se cree que el autor de La Celestina, Fernando de Rojas, situó a los personajes de la novela que dan nombre al huerto. Disfruta de las vistas al río Tormes por una lado y las catedrales por el otro. Totalmente recomendado para ir al atardecer y tener un momento de novela en tu viaje.

Cena romántica en…

Restaurante Casa Lis. A pocos metros de la salida del huerto y con vistas a la portada trasera de la Catedral Nueva, el Patio Chico, está el restaurante Casa Lis. Mezcla tradición y modernismo en sus platos, cuidando la materia prima de los mismos con productos de la región y otras partes de España.

Casa Lis

En la antigua muralla de la ciudad, el palacio de finales del siglo XIX Casa Lis adorna con sus vidrios de colores exteriores y construcción moderna el casco antiguo destacando entre la piedra de Villamayor que predomina en todo el centro salmantino. La Casa Lis es el actual museo de Art Nouveau y Decó y alberga la colección que donó el coleccionista Manuel Ramos Andrade de vidrios, muñecas antiguas y criselefentinas. Si eres un amante del arte decorativo…¡Prohibido perdérsela!

Café moderno en…

Café de Lis. Se trata de la cafetería del propio museo y es una oportunidad perfecta disfrutar del colorido y diseño de este espacio modernista.

Un mundo de colores 🎨 #casalis #museo #artnouveau #artdéco #luzycolores #salamanca

Una foto publicada por Tiziana Viale (@tizyv) el

La Clerecía

Enfrente de la Casa de las Conchas está la iglesia del Espíritu Santo construida entre los siglos XVII y XVII, más conocida como La Clerecía. Además, La Clerecía es la iglesia de la Universidad Pontificia de Salamanca, construida por los jesuitas en el siglo XVII. A pesar de la grandiosidad barroca de su interior resulta curioso que el espectador no pueda tener una visión completa del conjunto exterior, principalmente debido a la situación de la Casa de las Conchas. Se dice que los miembros pertenecientes a la Clerecía inventaron la leyenda del misterioso tesoro en una de sus conchas para que los habitantes acabaran destruyendo la casa… Sea verdad o no, afortunadamente, no lo consiguieron.

Café, tarta – Cena, copa

Delicatessen. En este bar restaurante no falta ambiente ni de día ni de noche. Puedes ir a tomar un café y un trozo de tarta (o cogerlo para llevar) o ir a cenar y tomarte una copa por la noche. Además, en determinadas ocasiones puede estar acompañarlo con música en directo de piano o, en fines de semana, ambientado por música electrónica de uno de los  djs invitados.

#Clerecia #Salamanca #verano #summer #2015 #monumento #universidad #university #teatro la #Malhablada

Una foto publicada por Alberto Fernández (@albertofv) el

Palacio de Monterrey

Caminando desde la Casa de las Conchas y la Clerecía por la estrecha calle de la Compañía, parece no haber pasado el tiempo en siglos. Al final de ella llegarás al Palacio de Monterrey, una estructura civil plateresca máximo exponente del Siglo de Oro. Actualmente pertenece a la Casa de Alba siendo uno de sus palacios más importantes de su patrimonio. Al tratarse de una propiedad privada el acceso al público no es de momento posible.

Salida nocturna en…

Camelot. Si te gusta la música comercial y un ambiente internacional para tomar una copa, Camelot no puede faltar en tus planes nocturnos. Es una discoteca ubicada en una parte del convento de las Úrsulas, por lo que la construcción de hierro y piedra la hace única en Salamanca.

#salamanca #palaciomonterrey

Una foto publicada por Angel luis (@lillydroid) el

Iglesia de San Marcos

Esta iglesia románica, situada en la Puerta Zamora de la antigua muralla de la ciudad, es peculiar por tener una planta redonda aunque su interior posea una forma de planta basilical. Si no quieres perderte ni un rincón monumental salmantino, la iglesia de San Marcos es una parada necesaria.

Ruta del tapeo…

Zona Van Dyck. La zona Van Dyck es conocida por los míticos cines con dicho nombre y por encontrarse en ella numerosos bares en los que hacer ruta de tapas. Rufo’s, el Minutejo o el Churrasco son algunos de los nombres donde podéis tomar desde el típico pincho charro de jeta hasta uno de costilla asada por poco precio.

Salamanca 💕

Una foto publicada por 秋の女の子 (@latidosrojizos) el

Galería Urbana

Pasea por las calles del barrio del Oeste a escasa distancia del centro de Salamanca y no te pierdas las propuestas más recientes y urbanas de más de medio centenar de artistas que han decorado puertas de cocheras, muros vacíos e incluso fachadas de viviendas con originales creaciones. El número de obras de la galería urbana va en un aumento, posicionándose como el barrio más original y colorido de Salamanca.

Café con arte en…

La Salchichería. Situado en la Plaza del Oeste, recibe su nombre por ser una antigua carnicería – salchichería abierta en los años 40. Con apenas meses de vida encaja a la perfección con la moderna Galería Urbana del barrio. Además de cafetería, es un espacio de coworking y sala de exposiciones. No lo pienses y haz un alto en el camino para empaparte de arte y del buen ambiente que se respira.

La última artista que ha venido a pintar en la #galeriaurbanasalamanca del barrio del Oeste es #milucorrech!!

Una foto publicada por Lemarte (@lem_arte) el

Laura Montero

Soy una salmantina enamorada de Berlín donde vivo desde hace varios años ya. Me encanta perderme en los rincones de los lugares que visito, en las páginas de los libros que leo o en las imágenes de las películas que veo.