Todos conocemos bien las típicas costumbres navideñas españolas: el turrón, el musgo para el belén, los villancicos con la zambomba, el atracón en Nochebuena, las uvas en Fin de Año, la resaca de Año Nuevo, la cabalgata de Reyes y la ilusión del día 6 por la mañana al encontrarse los regalos (si hemos sido buenos, claro). Pero nuestro país esconde muchas más tradiciones, algunas muy peculiares, otras más solemnes, algunas engloban a más de una comunidad autónoma y otras pertenecen sólo a un pueblo pequeño, pero hemos considerado que todas son encantadoras y por eso os las traemos en esta nueva entrega de Sin Aeropuerto a la vista. ¡Felices fiestas a todos/as!

El Arrastre – Algeciras, Cádiz

Esta divertidísima tradición para los niños algecireños les hace pasar los días anteriores al día de Reyes recogiendo latas vacías y almacenándolas en sus casas. Después, las unen con cuerdas y la mañana del 5 de enero salen a la calle y arrastran sus “creaciones” por toda la ciudad, procurando hacer el máximo ruido. Montando tal escándalo, lo que pretenden es llamar la atención de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente para que no olviden visitar sus casa por la noche y dejarles regalos.

El Olentzero – Lesaka, Navarra

GoEuro: Tradicion de Navidad: Olentzero

Un dibujo del Olentzero – Flickr: UKBERRI.NET

A pesar de que el Olentzero visita a los pequeños de todo el País Vasco y Navarra, se cree que su origen proviene de la Comarca del Bidasoa, en concreto del municipio de Lesaka, como sugieren algunos estudios. Este Papá Noel euskalduna es en realidad un carbonero bonachón que disfruta del vino y la buena comida, y trabaja en el monte. La leyenda dice que fue precisamente allí donde se encontraba trabajando cuando se enteró del nacimiento de Cristo, y decidió bajar al pueblo a propagar la buena nueva trayendo regalos a los niños. El origen de esta tradición es pagano, y viene de la celebración del Solsticio de Invierno, que la Iglesia Católica reemplazó por la Navidad. El 24 de diciembre se celebra en todos los municipios del País Vasco y Navarra la cabalgata del Olentzero, que no tiene nada que envidiar a las de los Reyes Magos.

O Apalpador – Melide, Lugo

Figura parecida al Olentzero, el Apalpador es también un carbonero que baja las noches del 24 o 31 de diciembre, dependiendo del pueblo o casa, para tocar (en gallego lucense apalpar, de ahí le viene el nombre) la barriga de los niños y así comprobar que han estado bien alimentados durante el año. Les deja castañas, regalos y deseos de un año lleno de felicidad y comida (obviamente, esta es una tradición que proviene de una época en la que los pequeños podían sufrir hambruna). El Apalpador proviene de la montaña de Lugo, de la zona este de Galicia, el Courel, los Ancares y las zonas de Trives en Ourense y el Bierzo en León. En el pueblo de Melide es tan querido, que incluso existe un albergue con su nombre.

El Cagatió – Sant Quintí de Mediona, Barcelona

En una masía de este pueblo de la comarca del Alto Penedés es donde se dice que tiene su origen esta antiquísima tradición que hace las delicias de los más pequeños de las casas catalanas. Desde los primeros días de diciembre, las familias guardan un tronco de árbol en su casa que ha de ser “alimentado”, poniéndole platos con comida delante. Estos troncos suelen tener una simpática cara pintada y llevan la típica barretina catalana, y el día 24 o 25 (dependiendo de la familia o zona), se cubren con una manta y, mientras los niños acuden a cantar villancicos o rezar delante del Belén, los padres llenan el Tió de regalitos y dulces. Posteriormente, los niños pegan al tronco con palos mientras entonan una canción y, al levantar la manta, encuentran los regalos y sorpresas que éste ha “cagado”. Existen numerosas versiones de la canción del Cagatió, aquí puedes encontrar una de ellas:

Caga tió
ametlles i torró
no caguis arengades
que són massa salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!

GoEuro: Tradicion de Navidad - Cagatio

Cagatiós esperando ser alimentados – Flickr: Valerie Hinojosa

En Cataluña son muy de tradiciones escatológicas, ya que la otra costumbre más característica, que ya se ha exportado a nivel nacional, es la figura del Caganer.  Este personaje que hace sus necesidades en un rincón del belén tiene un origen bastante antiguo, aunque sólo se popularizó a partir del siglo XIX. Es un símbolo de prosperidad y buena suerte, y aunque en un principio siempre iba vestido con ropas tradicionales catalanas, hoy en día puede venir en la forma de personajes famosos como Obama, Messi, Nelson Mandela o el gran éxito de este año…¡Pablo Iglesias!

La Bruixa d’Or – Sort, Lleida

Acudir a comprar un décimo de lotería a la administración número 1 del país es una buena apuesta, ya que estadísticamente es donde más toca. Su buena fortuna empezó al repartir el premio de la lotería del Niño en 1994, reparto que se vio repetido en los años 1996, 1998 y 2000. Pero fue en los años 2003 y 2004 cuando se hizo famosísimo a nivel nacional, al tocar allí “El Gordo” durante dos años consecutivos, y además en 2007. Venden cuatro veces más que la administración madrileña de “Doña Manolita” y cuentan con un importante factor a su favor: el nombre del pueblo donde se encuentra significa “suerte” en catalán.

Belén Viviente – Buitrago del Lozoya, Madrid

GoEuro:Tradicion de Navidad - Buitrago

Una parte del recorrido del Belén Viviente de Buitrago del Loyoza – Wikimedia Commons: BelenVivienteBuitrago

Más que un Belén, es todo un espectáculo que atrae cada año a miles de personas, y que va ya por su XXVI edición. Se lleva a cabo los días 20, 21, 27 y 28 de diciembre por las calles del pueblo, y no falta detalle. Cuenta con un aforo de 2.500 personas por cada recorrido, que va a través del casco histórico y cubre 1 kilómetro y medio de 39 representaciones de los oficios y escenas de la época de Jesús.

Belén de la Orden Tercera – Ferrol, A Coruña

Éste no se trata de un belén con actores, sino con figuritas, pero es igual de espectacular. Su creador, Alfredo Martín, dice haber empezado la tradición alrededor de 1945, lo que significa que el belén cuenta con unos 70 años. Cada año Alfredo incorpora alguna figurita nueva, aunque ¡pronto se quedará sin espacio! Y es que el Belén de la Orden Tercera cuenta con tantos “habitantes” que se necesitan a 7 personas para hacerlo funcionar. Se hacen varias representaciones al día narradas por un paje, cada una dura media hora y el aforo es de 50 personas. Se puede visitar el belén, toda una experiencia para los más pequeños de la casa, hasta el Día de Reyes.

Villancicos “irreverentes” – La Zarza, Badajoz

Estas canciones, características de este municipio extremeño, tiene más de 150 años de tradición, y sin duda divierten a los más jóvenes del pueblo, que van de casa en casa entonándolos acompañados de cualquier tipo de instrumento que haya a mano: panderetas, botellas de anís u otros de invención propia.

Canto de la Sibila – Deià, Mallorca

GoEuro: Tradicion de Navidad - Deia

Deià -Flickr: Random_fotos

Además de ser una tradición balear, ha sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial. Es un canto de melodía gregoriana cuyo origen se remonta a la Baja Edad Media. Se canta en la misa de Maitines (Misa del Gallo) la noche del 24 de diciembre en todas las parroquias de la isla. El canto lo entona un niño o niña, acompañados por otros dos, mientras recorren la iglesia hasta llegar al coro. El o la cantante lleva una espada con la que traza una cruz en el aire al terminar. Cantan en catalán y visten con túnicas, haciendo de la tradición un hermosísimo espectáculo que es imprescindible en pueblos como el idílico Deià.

La imagen que ilustra este post es de jacinta lluch valero, de Flickr.

Inés Díaz

Salí de mi querida Galicia natal para vivir en varias ciudades europeas hace años, y ahora mismo estoy disfrutando de la vida berlinesa. Me encanta leer, bailar, viajar y pasarme horas buscando datos absurdos en internet.